Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

jueves, 15 de septiembre de 2016

Ascensión a la Morra de Lechugales por el Canalón del Jierru y descenso por el de Jidiellu

La cumbre de la Morra de Lechugales con sus 2.444 mt. es el punto culminante del macizo Oriental, ofreciendo unas magníficas vistas, no solo del macizo central, sino también de los puertos de Áliva, del resto de cumbres del Oriental y hacia el sur, de los inmensos bosques que pueblan toda la falda sur de este macizo, donde caen las larguísimas canales que parten del valle de Liébana.
Pero para pisar esta bonita cumbre, primero hay que superar una vertical trepada de unos cinco o seis mt. que sin ser muy difícil, si requiere una cierta soltura en el dominio de la escalada, y que suele meter algo de nerviosismo en el estómago cuando se afronta su ascensión a los menos avezados en estos menesteres, mas en esta ocasión, con la noticia que nos llego hace unos días, del accidente sufrido en este lugar por Chus, el que fuera guarda durante varios años del refugio de Andara.
 Aunque siempre queda la opción de que si al llegar al pie de la montaña no se ve clara la cosa, esperar a que los mas osados hagan cumbre, y después seguir disfrutando del día, que tampoco pasa nada por no pisar esa cumbre.
 Con estas ideas rondando por nuestras cabezas, partimos de la Concha el Pradón, debajo del pueblo de Sotres, a las nueve de la mañana, donde coincidimos con Jesús Cuerno que acompañado de unos amigos, iban a pasar el fin de semana por la zona de Urriello. Mencionar también, que hoy nos acompaña por primera vez Juan, un chico de Santander que conocí recientemente por internet y que andaba buscando un grupo para retomar su afición por la montaña.

 Jelu con el Escamellao de fondo.

En esta ocasión hemos escogido la canal del Jierru como forma de acceder al pie de la Morra, acceso por cierto, totalmente desconocido por todos nosotros.
Cuando nos encontrábamos en los primeros metros de la canal, comenzó a sobrevolar por la zona un helicóptero, y nos extrañó que anduviese "trabajando" tan temprano, y por una zona relativamente fácil. Pues bien, según he visto en el foro de Picos, parece ser que tres chicos que estaban realizando el anillo de Picos, el día anterior, se les hizo de noche en la parte superior de la canal de Jidiellu, y como parece ser no conocían la zona, llamaron al 112 que según dice la noticia, rescató a dos de ellos después de pasar la noche en la montaña, el tercero dice que descendió por sus propios medios.

Nosotros seguimos a lo nuestro, todo para arriba.

Realizamos casi toda la ascensión de la canal por la sombra, por lo que el calor no nos molestó mucho en este tramo.

 Cada uno a nuestro ritmo, vamos superando metros. Estos cuatro van por encima mio.

Y estos otros cuatro, por debajo.

 A nuestra derecha dejamos el corredor que da acceso por esta vertiente noreste, al pico Cortés. Jose y yo le tenemos echado el ojo para realizarlo en invierno con nieve.

Nos vamos acercando al final de la canal. Primero tenemos que superar este pedrero que no resulta muy incómodo.

Los que van por delante mio, se acercan a esta cueva que hay a la derecha de la canal. Parece ser que no tiene mayor interés.

Un bonito contraluz llegando a la Horcada del Jierru.

Parte final de la canal.

Jose Antonio y Chema, encaramados en la Horcada del Jierru.


 En la otra vertiente de la Horcada tenemos a toda la Liébana y por debajo nuestro, la canal de Lechugales, todavia con algún nevero.

Chema mirando lo que nos queda. En la parte superior ya se ve la Morra.

 De la Horacada del Jierru, descendemos unos metros para ir en busca de la travesía que nos acerca a la subida hacia la Morra.


Por aquí nos castiga mas el sol. Siguiendo los jitos y realizando "disfrutonas" trepadas nos vamos acercando a nuestro objetivo, con una buena vista del pico Cortés y sus paredes que dan al sur.


Jose Antonio y Chema, siguen haciendo "el rebeco"

Aunque parece que la caliza nos va a engullir, esto tiene salida, y sin dificultad.

Debajo del Cortés la Horcada del Jierru de donde venimos, Y al fondo, el Prao Cortés.

 Al personal le esta gustando la subida.

Por un terreno mas cómodo, nos acercamos al pie de la Morra.

 Cuando llegamos los últimos, los primeros ya han superado la trepada. A pesar de que hay una cuerda de ayuda, para mas seguridad, Jelu nos asegura a los que faltamos con la cuerda que el ha traído.

Chema en plena "faena".

Sonia, lo mismo.

 El último yo. Justo, Juan y Sara, decidieron quedarse abajo comiendo el bocadillo.

Foto de cumbre con todo el Central al fondo.

Estos dos siguen haciendo "el rebeco"

 Para abajo que hay que comer. Esos tres ya están en ello.

También nos aseguramos en el descenso.

Menos Jelu que se maneja por aquí como si anduviese por el salón de su casa.

Cuando descendemos todos, nos ponemos a comer, y en esas estamos cuando llega al lugar un numeroso grupo que se disponen a ascender a la cumbre. De buena nos hemos salvado, parecía aquello el Paseo Pereda en hora punta.

Terminamos de comer y nos disponemos a comenzar el descenso. Como hay gente que hoy tienen mucho interés en llegar pronto a casa, el grupo se divide, unos bajarán a todo cisco y otros con mas calma. Y en buena hora, porque Juan tubo problemas en el descenso y llegamos a nuestro coche tres horas después que los primeros.

Nos acercamos hacia la Pica del Jierru y al llegar a su cumbre de 2.425 mt. vemos a nuestros compañeros que ya están descendiendo por los Campos del Valdominguero.

Foto de cumbre con nuestra bandera. Otro dos mil para la colección de Sonia.

Descendiendo de la cumbre del Jierru hacia los Campos del Valdominguero, tenemos esta vista de la canal que hemos subido por la mañana.

Mirando hacia el macizo Central, saco esta foto donde se ve la Collada Bonita, que es la horcada en V con un neverito en el centro. Por ahí habrá pasado hoy Jesús y esperemos que este invierno también subamos nosotros, que la tenemos aún pendiente.

 Bajando por los Campos del Valdominguero, fotografío a Sonia señalando la Horcada del Jierru por donde hemos pasado esta mañana.


Dejamos atrás los Campos y salimos a la parte superior del canalón del Jidiellu, terreno muy inclinado con algunos tramos de pedrera que a Juan se le atraganta un poco.

Justo y Sonia se adelantan, yo voy delante de Juan marcándole un poco por donde pisar, baja muy inseguro, y sin darnos cuenta van pasando los minutos. A la izquierda de la foto se ve la canal donde termina el canalón de Jidiellu y por donde se les hizo de noche a los rescatados por el helicóptero. A la derecha del todo se ve por donde hemos descendido nosotros.

Muy poco a poco, procurando que Juan baje seguro, vamos descendiendo la larga canal.

Pasamos por los restos de las cabañas que componían la majada de Jidiellu.

 Sonia se adelanta, quiere llegar cuanto antes al coche, pues la tarde ya esta algo fría. Los wualquis nos son de mucha utilidad, pues gracias a ellos, mantenemos en todo momento la comunicación.

En este último tramo de la canal, Justo acompaña en todo momento a Juan, que luego le dio gracias por su compañía y apoyo. Al llegar a la pista los espero y capto al pueblo de Sotres recibiendo los últimos rayos de sol.

¡Por fin! ¡por fin llegué al camino! dice Juan con gran alivio.

Y esto fue todo lo que dio de si el día, que no estuvo nada mal. Otro gran día de montaña, y Juan, a seguir entrenando para no sufrir tanto en los Picos.