Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

viernes, 26 de febrero de 2016

Subida al Coriscao desde Cosgaya: 1.600 mt a deguello

Por fin ha caído una nevada de cierta entidad. La subida al Coriscao desde Cosgaya, que la tenemos en el calendario para este mes de febrero, estará preciosa, pero son casi 1.600 mt. de desnivel y habrá que hacerlos casi todos con las raquetas.
Tocara sufrir un poco, pero seguro que merecerá la pena ante las recompensas que nos esperan en este bonito recorrido.

Junto con Roberto, Mayte, Justo y Chema que conduce el coche, recorremos en primer lugar los kilómetros que separan Santander de Puentelles donde nos juntamos con Juan Carlos, y posteriormente los que nos faltan hasta Cosgaya, que es donde comenzaremos la marcha.

A las 9 iniciamos la ascensión con un día que promete ser de lo mas adecuado para poder disfrutar de una gran jornada de montaña.
Cogemos el camino que transcurre por la margen derecha en el sentido de la marcha del río Cubo, que desciende con gran estruendo de las montañas que rodean la vertiente este del Pico Coriscao y que desemboca en el Deba por debajo del pueblo de Cosgaya. Tanto el río como el camino, discurren encajonados por un cerrado barranco que concentra el atronador ruido de las aguas que se precipitan en continuas cascadas hacia la zona mas honda del valle.
Echando la vista atrás, vemos asomar el macizo Oriental que nos muestra lo cargadas que han quedado las montañas tras la última nevada.

Llaman mi atención los paredones que caen del Sagrado Corazón, por debajo de los cuales se descuelga la canal de Jonfria, canal que recorrimos hace tiempo y a la que igual habría que realizar una visita en breve.

Pero hay que volver la vista al frente y al suelo, que se encuentra bastante embarrado, no sea que nos manchemos las botas y las polainas en exceso.

Una de las muchas cascadas que nos vamos encontrando en el recorrido, esta concretamente, en el lugar donde tenemos el primer contacto con la nieve.

Chema posa en un puente realizado con unos gruesos troncos.

El camino se aparta unos metros del cauce del río y en continuos y empinados zigzas nos va elevando por un frondoso monte de hayas. Nos ponemos las raquetas y con gran esfuerzo vamos ganando metros al camino.



El sol que ya comienza ha alumbrarnos, llena de luz, color y calor nuestro camino.


¡Pero que largo se hace este recorrido por la pista, aunque este completamente tapada por la nieve!
Por fin, pasadas las 11 llegamos a la preciosa campa de Prao Cubo.

A la entrada de esta campa hay una amplia cabaña/refugio donde Justo y yo dormimos en varias ocasiones cuando hace ya años, comenzábamos nuestras andanzas por las montañas.

 Después de recuperarnos con un caldo calentito y unas reconstituyentes galletas pasiegas, continuamos nuestro duro bregar por la pista, al encuentro de la larga crestería que nos llevará hasta el pie del Coriscao.

Al ganar altura tenemos esta magnífica vista del Prao Cubo por el centro del cual acabamos de pasar.

 Con mas detalle se aprecia la cabaña y la fuente a la izquierda, y nuestra huella por el centro.

Ya se nos muestran magníficas las cumbres de la Peña Gustal de 1.947 mt. a la izquierda y de la Peña Cascajal de 2.027 mt.

 Y en frente nuestro, aunque aún muy lejos, vemos por primera vez nuestro objetivo de hoy.

Así se nos mostraba el macizo Oriental con la imponente canal de Lechugales bien cargadita de nieve.

Pero menos contemplación, que aún nos queda mucho para hacer cumbre. Nos metemos mas de lleno en la arista y en cortos zigzas la vamos comiendo metros. En algunos tramos hace un calor abrasador pese a que el termómetro solo marca 12º. Afortunadamente, a falta de Jose, que es el encargado de abrirnos huella, hoy tenemos a Roberto que con su insultante juventud, nos esta realizando un trabajo impagable, vamos, que no se lo vamos a pagar.

 El gran esfuerzo se ve recompensado por las magníficas vistas que vamos obteniendo a medida que ganamos altura.

Toda la Liébana a nuestras espaldas.

Superando la parte mas empinada.

Vamos recorriendo la larga arista que nos sorprende con algunos delicados tramos.

Como este que tenemos que descender por una estrecha canal.

Chema ha sido el primero en descender este delicado paso y el autor de estas tres fotos.
Me recuerda al  llamado escalón Hillary que hay que superar en el acceso a la cumbre del Everest y cuya foto he visto en los libros que he leído de distintas ascensiones a esa montaña, y que lleva ese nombre en honor a sir Edmund Hillary, primer conquistador del techo del mundo y que por lo tanto fue el primero en superarlo en su camino hacia la cumbre.

Como aquí la falta de oxígeno no tiene na da que ver con estar a 8.000 mt. le descendemos sin prisa pero sin pausa y sin mayores problemas.

Y ya por fin nos vamos acercando a los 2000 mt. que hay en el collado donde comienza la parte última que lleva a los 2.234 mt. de la cumbre. Vemos que varios montañeros están iniciando este último tramo.

Muy bonita esta cara este de la montaña.

Ultima parte de la arista con la sierra de Orpiñas y el Pico  de la Calar enfrente nuestro. Ahí estuvieron ayer Jose y Jelu.

 Llegamos también nosotros a la parte última de la subida. No estamos a 8.000 mt. pero damos pasos como si lo estuviésemos. Veinte pasos y parada, otros veinte pasos y otra parada. Son ya las 3 de la tarde, pero no tenemos prisa. Sabemos que el descenso por nieve se suele hacer en menos de la mitad del tiempo que lleva en la subida.

Chema que va por delante, nos saluda ya sobre la cornisa que nos depositará en la cumbre.

En una de las paradas me fijo en lo preciosa que esta la zona de Peña Prieta. A nuestros pies tenemos la carretera que desciende del puerto de San Glorio.

 Mayte que se retraso un poco al pararse para hablar con la familia (¡que gran invento esto de los móviles!) llegando también a la cumbre con la sierra de Orpiñas y el Espigüete de fondo.

 Y a las 3,30 tras 6,30 horas de duro bregar, llegamos a la cumbre que nos muestra esta espectacular panorámica de la zona de Fuente Dé.

Llama la atención la blancura del Tesorero y la rocosa pared sur de los Horcados Rojos.

 Hacia el Oeste la vista se pierde en el horizonte. En primer término el Pico Vallines.

Antes de saciar nuestros vacíos estómagos, nos hacemos la foto de cumbre. Hoy muy, pero que muy trabajada.
Bueno, unos mas que otros.

Mayte por ejemplo, fresca como una lechuga.

Estos dos viejos amigos no tan frescos, ¡pero aquí estamos!
¿Te acuerdas amigo Justy cuando hicimos cumbre en esta montaña allá por 1992?
Pues casi 25 años después aquí estamos dando guerra aún.

 Picos de Sta. Ana, Tiro Noavarro y Peña Vieja.

Fuente Dé enterito nevado.

Peñas Malas que visitamos va hacer un año, en primer término.

Iniciamos un veloz descenso que como es cuesta abajo, lo vamos disfrutando todo lo que lo sufrimos en el ascenso.

La tarde va cayendo y las sombras de las montañas se alargan creando unas bucólicas imágenes.

Al volver a pasar por la cabaña de Prao Cubo nos fijamos en la nieve que de esa manera cuelga del tejado, con las Peñas de Llesva como fondo.

A las 7,15 llegamos a los coches cundo la luna casi llena, comienza a alumbrar casi, como si fuese de día. Comentamos que hubiese sido una buena ocasión para haber realizado una nocturna.
Habrá que dejarlo para otra ocasión, que por hoy ya hemos tenido mas que suficiente.
El magnífico día lo rematamos en Panes con chocolates, cervezas, y unos pinchos de carrillera con patata panadera que no os podéis ni imaginar.