Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

sábado, 4 de abril de 2015

A Peñas Malas desde Portilla de la Reina por el valle de Lechada

Siguiendo con la tónica de casi todo el invierno, para este sábado 28 de marzo y ya metidos en la primavera, también daban nubes y algo de lluvia sobre todo por la costa. Afortunadamente en esta ocasión, por el interior daban totalmente despejado, así que nos fuimos hasta Portilla de la Reina (140 km. desde Santander) para afrontar la subida por el valle de Lechada hasta la cumbre de Peñas Malas.
Un largo recorrido por unos bellos y casi desconocidos parajes que por lo menos una vez en la vida merece la pena visitar.

Estos somos los ocho que nos apuntamos para la ocasión, con la novedad de José Luis, compañero de trabajo de José Antonio que nos acompañaba por primera vez y también por primera vez se estrenaba con material de invierno. A las 9,15 comenzamos a caminar.

En la primera parte del recorrido por la pista que transcurre paralela al río Lechada, nos encontramos con varios cadáveres de venados, víctimas del duro inviernos que hemos tenido este año.

Desde un principio encontramos el camino cubierto de nieve que con el frío de la mañana la encontramos lo suficientemente dura para caminar sin hundirnos en ella.

El valle se va abriendo y ya vemos al fondo la cumbre del Pico Cuartas.



Nos encontramos con esta espectacular cascada.


Continuamos ascendiendo pisando la nieve que cubre casi toda la pista hasta llegar a una cabaña situada a la orilla del camino, donde nos paramos a tomar las 11. Juan Carlos tubo que hacer horas extras poniendo un vendaje en la pierna de Chema. Por lo que comento en la bajada, con muy buen resultado.

Después de lo cual, decidimos ponernos las raquetas pues el sol ya comienza a ablandar la nieve,

Dejamos el camino principal que continua ascendiendo hacia el Boqueron de Bobias y hata el mismo pie del Tres Provincias para cruzar el río Lechada e introducirnos en uno de los preciosos valles que tenemos a nuestra derecha.

Ya en el valle, la blancura de la nieve y la luminosidad del sol lo invaden todo. La nieve esta ideal para caminar. Al fondo se ve el collado del Grillo por donde tenemos que ascender.

 Wues que es como un potro indomable, nos va abriendo huella muchos metros por delante nuestro.

 El resto del grupo subimos mas tranquilos disfrutando de la belleza que nos rodea. De fondo tenemos la sierra de Orpiñas con su cumbre principal el Pico la Calar, en esta ocasión, cubierto por un inmaculado manto blanco.

Llegando al final del valle, donde nos espera una larga y empinada pendiente que debemos superar para llegar al collado del Grillo.

Por mi derecha, Chema que va como una moto, enseguida nos toma una buena delantera.

Victor por mi izquierda, que va mas tranquilo, me permite tomar esta bonita estampa.

 Wues, un poco mas abajo, perdido en la inmensidad blanca.

Llegando al collado del Grillo, se nos aparecen los altos de Aguasalio que visitamos por estas fechas hace un año.

Y al fondo, aún lejos, nuestro objetivo de hoy. A la izquierda de la foto vemos a Jose Antonio y José Luis que nos sacan ya un buen tramo.

Victor con un espectacular fondo. A la izquierda se ven la Peñas Ten y Pileñes y justo detrás de Victor el Tiatordos.

La cara norte de Peñas Malas, espectacular. Nosotros subiremos por su parte mas amable, la ladera que se ve a su derecha, con algún tramo sin nieve.

A nuestra izquierda tenemos unas espectaculares cornisas de nieve.

 Después de cambiar las raquetas por los crampones, dejamos las primeras clavadas en la nieve para recogerlas en la bajada y continuamos nuestras ascensión, sacando las últimas fuerzas que nos quedan.


Esta última parte de la ascensión se nos hace interminable. Lo compensa el impresionante ambiente de alta montaña que nos rodea.


Los Picos que van surgiendo hacia el norte, contribuyen a embellecer el cuadro que nos rodea. Por encima de Juan Carlos tenemos la cumbre del Alto de Velasco, de 2018 m. que en la subida hemos salvado por su izquierda, pero que en la bajada algunos de nosotros no pudimos eludir añadir un dosmil mas a nuestro curriculum.

Jose Antonio y José Luis ya llegan a la altura de los 2.282 m. que tiene la cumbre de Peñas Malaas.

Unos minutos después llegamos el resto de expedicionarios. Un fuerte y frío viento nos castiga  en el recorrido de la arista hasta la cumbre.

Últimos metros para la cumbre.

Y por fin...¡cumbre!. Son las 2,30.

Y comienza el festival de fotos, que el día lo merece.

Mcozo Occidental de los Picos.

 El central con la sierra de Orpiñas por delante

 Y en esta vemos la arista por donde hemos subido.

El resto de la arista de Peñas Malas con la cumbre secundaria. Aunque no lo parezca, según los mapas, tiene un metro menos que la principal. También se ve al fondo a la derecha el Curavacas.

Tras lo cual iniciamos el descenso para ir a comer donde hemos dejado las raquetas. Son mas de las 3 y ya hay mucha hambre.

El descenso nos depara bellas estampas.

Los Mampodres se ven aquí al fondo.

Después de disfrutar de la comida, esta vez regada con el buen vino de la bota de José Antonio, algunos pisamos la cumbre del Alto de Velasco, con las Peñas Malas al fondo.


Ahora nos queda deshacer el largo recorrido realizado por la mañana para regresar hasta nuestros coches en Portilla. En la parte alta saco otra bonita foto con el Corcadas al fondo.

A las 7,15 llegamos los últimos a los coches, tras 10 horas de actividad, bastante cansados (alguno, muy cansado....y no nombre a nadie) pero con la experiencia de haber vivido otro gran día de montaña, que es lo que al final nos queda.
¡¡HASTA LA PRÓXIMA!!