Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

martes, 5 de marzo de 2013

Otro gran día de montaña en el Castro Valnera

¡Con las ganas que yo tenia por volver a realizar una raquetada desde los Lagos hasta el Jultayu!.
 Al principio del invierno porque no había nieve, después, porque hacía muy malo, y ahora porque hay mucha nieve.
 Cuando ya casi estaba organizado el viaje hasta los Lagos, vemos que según la DGT, la carretera de acceso a los mismos está cortada por la nieve.
 Llamo a la guardia civil de Cangas y me dicen que efectivamente, está cortada y no saben cuando se abrirá.
Cambio de planes, no podemos arriesgarnos a realizar un viaje tan largo hasta los Lagos y que no podamos subir.(Después he visto en el foro de Picos que la carretera estaba abierta, aunque parece ser que había muchísima nieve y en muy malas condiciones para andar, incluso con raquetas, por lo que de haber ido, muy posiblemente no habríamos podido llegar hasta el Jultayu)
-¿A donde ir?- porque dan buen tiempo para mañana.
Jelu hace ya tiempo que había manifestado su deseo de realizar el Castro Valnera, le había dado envidia el reportaje del blog de cuando lo realizamos al principio de Marzo del 2011, hace justo dos años.
 Mayte me dice que si hacemos algo sin ir muy lejos en el coche, que se apunta.
Por encima de los 1.500 mt. el riesgo de aludes es de 4 (5 es el máximo), así que nos vamos  para el Castro, que esa zona, con toda la nieve caída, también tiene que estar preciosa.
Ademas esta  montaña, sobre todo con ambiente invernal, da una sensación de alta montaña bastante mas elevada de lo que se podría esperar de sus poco mas de 1.700 mts.
No cambiamos la hora de quedar, por lo que a las 8 de la mañana ya estamos preparados para partir Mayte, Jelu, Victor, (es el primer día que nos acompaña, esperemos que repita) Chema, y el guía, que nunca puede faltar.
 La pala solo ha abierto la carretera hasta el Km. 6, por lo que tenemos que recorrer 3 Km por la misma hasta coger la canal que hay que ascender para acceder al Castro Valnera.
Como se ve en las fotos, mucha nieve. Enseguida tenemos que ponernos las raquetas.

Cuando el sol comienza a iluminar las cumbres, llegamos al mirador que hay en una de las curvas al iniciarse el puerto de Lunada (no el de la Sia, Jelu) desde donde se disfruta de una estupenda vista de todo el valle.

Nada mas pasar el mirador, se nos presenta enfrente toda la canal que tenemos que superar.

Una vez dejada atrás la carretera y al dirigirnos hacia la cabaña que hay al inicio de la canal, nos encontramos con una nieve en polvo que hace que incluso con las raquetas, nos hundamos unos 20 centímetros en la nieve.
 Vamos a tener que esforzarnos mucho para llegar hasta arriba.
Esto requiere un trabajo de equipo. Nos iremos turnando en el arduo trabajo de abrir huella.
Un ligero viento del Este hace que la temperatura sea un poco "fresquita", muy buena para caminar.

En algunos tramos la nieve esta un poco mas asentada y nos permite ascender con menos esfuerzo.



Un poco antes de las 12 salimos al collado que hay entre el Pico de la Miel y el Castro y aunque a veces el viento molesta un poco, el sol nos calienta de pleno y el panorama que nos presenta en todas direcciones es espectacular.
Las cabañas de El Bernacho casi enterradas por la nieve.
Continuamos la ascensión dirigiéndonos hacia el collado que da acceso a la espectacular arista del Castro, con el Pico de la Miel al fondo.
Al llegar a el me fotografío junto a Victor con la espectacular cara norte del Castro a nuestras espaldas.
El único obstáculo digno de mención es una vertical pala de nieve, que tras realizar unos buenos peldaños con las raquetas, lo superamos sin ninguna dificultad.
Continuamos por la arista camino de la cumbre. Algunas rachas de viento nos impiden disfrutar a tope de este bonito recorrido.

Seguimos disfrutando en un gran ambiente de alta montaña. Jelu está maravillado de las montañas que tenemos en esta parte de Cantabria , desconocidas hasta ahora por el.
Afrontando los últimos metros antes de la cumbre.
Con esta magnífica vista de los valles pasiegos todo vestiditos de blanco. Al fondo Peña Sagra y parte de los Picos.
Llegando a la cumbre.
Por cierto, que cuando yo llegaba a la cumbre, un montañero con los esquis al hombro, partía de la misma.
Al mirarle a la cara, rápidamente lo reconocí, se trataba de Juanito Oiarzabal. Intercalamos un saludo sobre la marcha y le desee suerte. Me hizo ilusión encontrarle en esta modesta montaña, el, que tiene 26 ochomiles.
 Yo que soy un enamorado de la montaña y del montañismo, tengo que decir que me da mucha envidia todo lo que el ha logrado como montañero.
La zona de Pandillo, 1000 metros por debajo de la cumbre.
Otra vista  de la imponente cara norte.
Uno de los muchos montañeros, la mayoría con esquís, que van llegando de continuo a la cumbre, nos hace la foto de idem.


Comemos en el collado que hay al pie de la cumbre, al resguardo del viento frío que sigue soplando, después de lo cual iniciamos el descenso, y seguimos disfrutando de las magníficas vistas que hoy tenemos.
 Descendiendo el tramo mas pendiente de la ruta, azotados por el viento como se ve en los vídeos, pero sin problemas.




Ultimo tramo de la arista.
Grabo a dos que nos siguen en el descenso, afrontando el tramo vertical.
Dejamos atrás esta bonita montaña que tantos momentos buenos me ha proporcionado las tres veces que la he ascendido en invierno.

Al llegar al collado situado al pie del Pico de la Miel, propongo a mis compañeros ascender a esta cumbre y desde ella descender al puerto de Lunada, para desde aquí descender por la canal por donde discurre el antiguo camino que salvaba el puerto antes de construirse la carretera. No están mucho por la labor, el día que hemos disfrutado hoy es mas que suficiente.
Al final, Mayte propone subir al Pico de la Miel y descender por la canal por donde ascendimos esta mañana. Lo hacemos ella y yo. El resto inicia el descenso y nos dicen que no tardemos, que nos esperan en el coche.
Lo que nos motiva para realizar este último esfuerzo, es la magnífica vista que desde esta cumbre se tiene del Castro Valnera.
Y de todo el valle de Miera.
En esta vemos el tramo de carretera recorrido por la mañana y la parte inicial de la canal, que aún tenemos que descender.

A las seis de la tarde Mayte y yo llegamos al coche, donde Chema y Victor han llegado hace media hora y Jelu, casi una hora. Han sido diez horas de actividad, pero ha merecido muy mucho la pena, una vez mas. Lo siento, sobre todo por José Antonio, que no ha podido venir por una inoportuna gripe y que tenia muchas ganas del Castro en Invierno. No te preocupes, volveremos, esta cumbre en invierno es toda una gozada.
Mañana según vea el tiempo para el sábado, informaré si al final podemos ir hasta los Lagos para realizar la raquetada hasta el Jultayu. Apunta a que tendremos borrasca de sur, por lo que muy probablemente si se pueda realizar.