Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

lunes, 17 de enero de 2011

Sábado 15: Peña Prieta se puso brava

(esta foto tenia que estar con las de la arista del Cubil del Can, pero se me borró sin querer y la he tenido que poner aquí, chula ¿no?)

Nada menos que 19 montañeros/as nos juntamos el pasado sábado para afrontar la subida a Peña Prieta, quince asiduos del grupo mas dos amigos de Gelu, y Oli, Jap y Alvaro, amigos montañeros de otras aventuras compartidas. Salimos pasadas las nueve y media del puerto de San Glorio con un cielo totalmente despejado y con una considerable helada. La temperatura andaba por los tres o cuatro grados positivos, pero corría un airecillo del suroeste que hacia que las orejas se quedasen un poco tiesas.
Decir que el día fue uno de los más limpios y luminosos que yo me he encontrado en mi dilatada vida montañera, así que la maquina fotográfica tubo trabajo extra, por lo que en esta ocasión me vais a permitir que me explaye con las fotografías, pues creo que cuando salen tan bonitas lo mejor es compartirla con los amiguetes ¿no os parece?
la procesión, por la campa que nos lleva hacia el Portillo de las Yeguas


como se ve hacia el Coriscao y el Pico Vallines, en las caras sur muy poca nieve
la nieve no la comenzamos a pisar hasta casi llegar a los dos mil metros, pero un poco la sorpresa fué encontrarnosla muy durilla, lo que nos obligó a ponernos los grampones al llegar a los primeros neveros. En la foto se ve como brilla la nieve-hielo
la vega el Naranco y la sierra de Orpiñas. Esperemos que sigamos viéndolo así durante muchos años (lo digo por lo de la estación de esquí)
accediendo al paso denominado Portillo de las Yeguas (que se nos vayan quedando los nombres para no dar tanto la vara al guia)
una vez pasamos a la otra vertiente nos encontramos así la arista del Cubil del Can por donde tenemos que ascender. También con un buen tramo del terreno sin nieve, por lo que algunos optan por quitarse los grampones y otros por continuar con ellos, pues enseguida volvemos a encontrarnos con nieve-hielo
algunos se comienzan a notar flojillos y piden que paremos a reponer fuerzas, cosa que hacemos al llegar al collado Robadorio. En la foto llegando a dicho collado, con la mole de Peña Prieta al fondo
la arista y la cumbre del Cubil del Can nos llaman
Jelu ¿practicando autodetección o jugando en la nieve?
al ser un grupo tan numeroso vamos totalmente desperdigados, aquí la comitiva acercándose al punto donde termina el collado y comienza la empinada arista
por aquí la nieve está ideal para los grampones, dura, pero sin llegar a ser hielo y el escenario es idóneo para sacar bonitas fotos

aunque también es muy importante saber escoger el modelo
al ponernos en marcha después de tomar el aperitivo, algunos comenzaron a tener problemas con los grampones mal ajustados y el corregirlo hace que algunos se retrasen bastante, lo que aumenta la disgregación del grupo
como un regeuero de hormiguitas vamos progresando por la arista
me han quedado chulas ¿no?

(aquí es donde estaba la que ahora está la primera)

los puertos de Riofrio y al fondo las cumbres del alto Campoo
los últimos vamos llegando al final de la arista
unos chicos de Burgos muy bien equipados que han subido por un corredor lateraly estos son de los primeros que subieron, las fotos son de Oliber
en esta vemos a Wues que sube detrás de Jota disfrutando de su estrene con grampones y piolet


los últimos salvando la cornisa final que nos deposita en terreno mas llano para hacer la larga travesía hacia el Tres Provincias, y que al ser una zona más venteada, en muchos tramos nos encontramos con hielo cristal. Y seguían los problemas con algunos grampones
asi estaba la arista entre el Lomas, a la izquierda y el Cuartas
Javi con un fondo magnífico
la zona del Tesorero a golpe de zoom
¿me permitis ponerme a mi mismo? esque es muy chula
Peña Prieta en pleno esplendor. Se ve marcado el sendero de verano que lleva a la cumbre y que a algunos se las hizo pasar canutas, debido a las placas de hielo que hacían peligrosisima la travesía. Otros para evitarlo hicimos el acercamiento por toda la arista, cumbreando la cima sur.
En estos momentos, ni se n0s pasaba por la imaginación que en la cara norte de esta montaña (lo que se ve en sombra) estaba a punto de fraguarse la tragedia que por desgracia todos los años por esta fechas sacude a la zona de la montaña Palentina
los chico de Burgos en un marco imcomparable
seguimos recorriendo la plana arista que nos lleva al Tres Provincias disfrutando de las magníficas vistas, y que gracias a que es terreno relativamente plano lo podemos recorrer sin problemas, ya que la nieve está muy dura y en muchos tramos es puro cristal, terreno, que si fuese mas inclinado, como comprobamos más tarde, nos hubiese dado muchos problemas
llegamos al Tres Provincias y al intentar bajar hacia el collado que separa este pico de Peña Prieta, nos encontramos con una pala que sin ser muy inclinada, es todo hielo. Los menos habituados al manejo de los grampones tienen dudas, y después de un rato, encuentran la solución pasando por la vertiente sur, donde no hay hielo y se hace mas segura la travesia. Cuando vamos hacia la cumbre, algunos ya descienden y nos avisan de lo peligrosa que está la travesía por el sendero de verano, por lo que el resto continuamos por la arista hasta la cumbre sur, y de esta a la cumbre principal, a donde llegamos pasadas ya las tres y media de la tarde

el Curavacas como casi siempre, precioso y a la izquierda sobresaliendo entre la niebla se ve la Peña Amaya, que visitamos en la despedida de año, hace dos
Jelu, el MacGyver de la montaña, se encontró en el collado con una esquiadora que tenia problemas con un esquí (sus compañeros la habían dejado sola) y aplicando el espiritu que debe reinar en la montaña, se paró a arreglársele, lo que retrasó aun mas la llegada de todos a la cumbre
este par de dos, disfrutando de la cumbre, aunque pasando un poco de frio
el esfuerzo y el frio merecieron la pena, toda la montaña que nos rodea se nos ofrece luminosa y limpia como pocas veces he visto

despues de muchos años juntos, una vez más, con mi amigo Justo disfrutando de la cumbre
belleza al fondo, y belleza en primer plano (con permiso de mi buen amigo Carlos)
el Corcina que visitaremos esta primavera

espero a que lleguen los últimos a la cumbre, y también a que inicien el descenso (esta vez no se pudo hacer foto de cumbre, de haber estado todos igual no habríamos cabido). Pese al frío me resisto a abandonarla, y me quedo un rato solo disfrutando a tope del día que estamos teniendo, y recordando mis primeras andanzas por los puertos de Riofrío, al cabo de un rato comienzo yo también el descenso y fotografío la cumbre ya sin nadie que la incordie. Ahora pienso que aproximadamente por esa hora, una cordada de cuatro, dos parejas que se encontraban escalando por la cara norte y cuando les quedaba ya poco para salir a cumbre, la ultima de la cordada sufrió un resbalón y tras cortarse el cordino que la servia de seguro cayó cuatrocientos metros hasta la base de la montaña, cuya caída le costó la vida. De esto nos enteramos cuando regresábamos ya para casa cuando me llamó un compañero de trabajo que también es montañero. Había oído la noticia del accidente por la TV y me llamaba para interesarse por si había sido alguien de nuestro grupo. Cuando ocurren estas cosas (con la masificación de la montaña, cada vez con más frecuencia) te sacuden como un mazazo en la cabeza y te das cuenta de lo efímera que es la vida. Pero yo creo que, cuando por desgracia, ocurren cosas de estas, debemos aprovecharlas para reflexionar, y nos deben de hacer muy prudentes, no quedarnos en casa, pero sí compaginar experiencia con prudencia, y saber desistir de continuar una ascensión cuando no nos sintamos seguros o veamos que está por encima de nuestras posibilidades. Os aseguro que yo lo he hecho en muchas ocasiones

Volvemos hacia el Tres Provincias en busca de los que ya hace rato que hicieron cumbre, y que imaginamos habrán buscado algún sitio donde no de mucho el aire, para esperarnos y comer algo


la montaña comienza a proyectar su sombra por su cara norte

y en la ladera que cae del Tres Provincias hacia el oeste vemos a la gente que está dando cuenta del bocadillo. También vemos y oímos un helicóptero que anda dando vueltas por la zona, imaginamos que en busca de algún accidentado. Después nos enteramos que en este caso había sido un esquiador que había tenido una cida. Pero en esta ocasión parece ser que solo fueron lesiones leves. Como veis la montaña estaba brava, brava
más fotos hacia los Picos que estaban radiantes
y después del bocata para abajo, que hacia frío y se estaba haciendo tarde. Si he de decir la verdad, yo no tenia ninguna prisa por bajar, días como este hay que aprovecharlos al máximo.
Jesús disfrutando con el material de Mauel Luis


aquí se ve que lo del hielo no es ningún cuento

se acabó la nieve-hielo y por lo tanto hay que quitarse los pinchos
si el día había estado espléndido, mirad la tarde que color tenia

cruzando la vega del Naranco se nos hizo de noche ( el grueso del pelotón ya estaba en los coches) pero como había buena luna y el camino era bien conocido por mi, casi no hicieron falta las frontales y a las siete y media llegamos también nosotros al puerto de San Glorio donde teníamos los coches sin más novedad

Iniciamos el regreso a casa con la parada obligada en Unquera, donde nuestro amigo el asturiano, y donde aparte de tomarnos el pastelito y las cervezas, hacemos una reflexión sobre los acontecimientos vividos y sobre la prudencia que debemos de tener, sobre todo cuando la montaña nos sorprenda con unas condiciones como las de hoy. También se tomó el compromiso de que sin dejar de pasar este invierno, un sábado lo dediquemos, con el asesoramiento de nuestro amigo Jota, a hacer unas prácticas de progresión y autodetección con piolet y grampones, que nos vendrá muy bien a todos, a los nuevos y las que ya llevamos más tiempo en esta bella actividad, pero que si no se usa un poco la cabeza puede ser, vamos ha decir, “un poco peligrosa”. Y ya sabéis “buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo”

¡NOS VEMOS!