Norma que debiera ser de obligado cumplimiento

Norma que debiera ser de obligado cumplimiento para todos
Para facilitar la organización de vehículos y saber a quienes hay que esperar en Mompía o en cualquier otro lugar de reunión de salida, se ruega muy encarecidamente enviar un mensaje bien al móvil, o bien al correo electrónico de Alberto o quien dirija la salida, indicando quiénes van a ir a la marcha, lo más tarde el viernes al mediodía, si es posible.

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

CALENDARIO DE MARCHAS 2014

martes, 10 de agosto de 2010

Integral de Vadeon: no apta para "gominolas" - 1ª parte

¡Por fin llegó el día! viernes 30 de Julio, nos encontramos en una de las curvas de la carretera que desciende del puerto de Pandetrave al pueblo de Santa Marina de Valdeon.
José Antonio, Jose y el de las barbas, osea, yo, acabamos de recorrer los 180 Km. que separan Santander del Valle de Valdeon, con la sana y esforzada intención de hacer realidad un sueño, un sueño salido de mi calenturienta cabeza, por encargo de Jose, que el año pasado, quedó encantado de la integral de Fuentes Carrionas, y para este año quería algo parecido, y claro, que más quiere el ciego que ver...
Tras varios días de mucho discurrir, mucho estrujarme las neuronas y mucho dar vueltas a los mapas de Adrados, por fin fui encajando el recorrido y los horarios y ¡heurecaaa! ¡alejobbbb! ¡la integral de Valdeon ha visto la luz!
¿Y en que consiste dicha integral? pues ni más ni menos que recorrer todo el perímetro del precioso valle de Valdeon, pasando por las cumbres más emblemáticas que lo circumbalan. Iniciaremos el recorrido 4 Km. por debajo del puerto de Pandetrave, para, el viernes subir a vivaquear al Pico Gabanceda a 2.042 mts. Al día siguiente seguiremos todo el cordal que nos lleva hasta el Gildar y el Cebolleda, ambos también por encima de los 2.000 mts., descenderemos hacia el Puerto de Panderruedas, y tras atravesarlo dirigirnos hacia el collado del Frade, al pie de los Moledizos, ya en el macizo Occidental de los Picos. A continuación enfilaríamos la Travesona que tras bordear la ladera sur del macizo Moledizos-Bermeja nos deposita en la canal del Bufon, pindia, y no muy larga canal, que nos depositará en la cumbre de la Torre Bermeja, de 2.392 mts. y donde realizaremos nuestro segundo vivac. El domingo descenderemos hasta el pueblo de Cordiñanes, para enfilar la larga canal de Asotin, y en la parte superior de esta, desviarnos a nuestra derecha, llegar a los pies del Friero, ascender a su cumbre, y ya de vuelta al collado de la Chavida, descender la canal del mismo nombre que nos depositará en las inmediaciones de la carretera que baja del puerto de Pandetrave, donde tenemos el coche y que pondrá fin a nuestra aventura.
Pero claro, esto sobre el mapa. La realidad de comenzar a patearlo y las condiciones de calor, niebla, etc es otra cosa. Pero eso lo iremos viendo sobre la marcha, y para ir viéndolo, nada mejor que comenzar a recorrerlo.
Y después de posponerlo 2 fines de semana por el mal tiempo, en este que Jose está de vacaciones, nos decidimos a afrontarlo, con la duda del domingo que dan algo de inestabilidad por la zona.
7,30 de la tarde del viernes, iniciamos la aventura José Antonio, Jose y yo, con Jota y Fernando, su hijo, que también se ha embarcado en esta movida, nos reuniremos en el mismo puerto, para que en la hora que nos llevará subir hasta el mismo por un camino que ataja las revueltas que da la carretera, a ellos les de tiempo a venir desde Bilbao. así se veía la zona, con el Friero y Torrre Salinas, y el cielo completamente azul
el Friero visto con el zoom de mi máquina nueva, que hoy estoy de estrene doble, maquina de fotos y saco de dormir.
y ya en el puerto de Pandetrave el equipo al completo. Al fondo se ve la cumbre del Gabanceda, donde nos espera el hotel "10.000 estrellas" que hemos reservado para esta noche

la tarde va cayendo. Otra vista del Friero y del collado de la Chavida, que se supone atravesaremos el domingo
y cerca de las 10,30 de la noche, cuando en el cielo comienzan a brillar las primeras estrellas, llegamos a la cumbre
buscamos un buen sitio para el vivac, y unos metros por debajo de la cumbre encontramos una pequeña campa casi perfecta, así que ¡al saco! algunos ya hemos cenado y otros lo hacen ya dentro de el. El azul es mi nuevo saco
¡que no se asuste el personal! que es Jose haciendo una exivición de culturismo antes de dormir
la vista del cielo estrellado es inmejorable, y después de un rato de disfrute, hacia el oeste comienza a emerger la luna sobre las montañas
al día siguiente suena el despertador antes de las 5,30 y tras un suculento desayuno nos ponemos en marcha, que hoy tenemos mucho trabajo. Para abandonar nuestra suit nos toca descender una pendiente canal, después de lo cual recorremos las cumbres que nos llevan hacia el Gildar y el Cebolleda


así se ve la senda del Cares

al norte vemos nuestro objetivo de hoy, Torre Bermeja, donde tenemos otro hotel reservado, y con sorpresa, pero ¡uuuffffff! ¡que lejos queda, Dios mio!
con la fresca del amanecer el caminar es un auténtico placer, y más disfrutando de estas vistas

ya vemos cerca el Gildar y el Cebolleda
y a las 9 de la mañana hacemos cumbre en el Gildar que nos recibe con estas vistas, esta hacia el norte, con el valle de Sajambre y el desfiladero de los Beyos bajo las nubes
con mi supermega zoom capto al Jario que visitamos hace no muchas fechas
al Ten y al Pileñes de gratísimo recuerdo en nuestra visita invernal de hace dos años
hacia el puerto de Panderruedas vemos parte de nuestro camino
y aquí una panorámica explicada. Los puntos amarillos es por donde discurre el camino que tenemos que recorrer
y la foto de cumbre que no falte, que también estreno trípode para la cámara
descendemos del Gildar y llegamos al circo que forma esta cumbre y el Cebolleda donde dejamos nuestras pesadas mochilas y subimos a la cumbre de el segundo dos mil del día

desde donde vemos todo el recorrido de la mañana
sin las mochilas ¡¡volamosss!!
pero enseguida tenemos que volver a cargar con ellas para afrontar la bajada hacia el puerto de Panderruedas, con la compensación de hacerlo a la sombra de un bonito y frondoso bosque
y a las 12 llegamos al puerto, tenemos un día donde el calor aprieta de lo lindo, así que toca aprovisionarse de agua... ¡cartelitos a mi!, y tras unos minutos de descanso continuamos nuestro caminar
el sendero que nos lleva desde el puerto hacia el collado de Dobres es uno de los recorridos más bonitos que se pueden hacer, y además a tramos, con la bendición de buenas sombras, ¡que como se agradecen!
las cumbres que hemos recorrido a primera hora ya quedan al otro lado del valle, y la Bermeja que la veíamos lejísimos ya se va acercando a nosotros
en el mirador de Piedrashitas unos turistas nos fotografían, sobre la cabeza de Jose Antonio se ve el collado Verde, donde tenemos que llegar para afrontar la subida a la Bermeja por la canal del Bufón
magnífica vista del valle de Valdeon
nos vamos acercando al collado de Dobres, son las 2 de la tarde y aunque el recorrido es una pasada, un sol de justicia nos va machacando y va absorbiendo nuestras fuerzas a marchas forzadas
una paradita para fotografiarnos con el Jario
y continuamos entre bellos paisajes
hacia las tres de la tarde por debajo del collado de Dobres, que se ve al fondo en la fotografia, encontramos un lugar idílico para comer, con buena sombra y un arroyito de agua cristalina que nos refresca y nos mece con su murmullo
Y con estos videos que muestran algunos de los momentos vividos, pongo fin a la primera parte de este relato, que espero sea del agrado del personal, con ese fin lo estoy realizando.
CONTINUARÁ







Integral de Valdeon: no apta para "gominolas" - 2ª parte

Comemos, nos refrescamos y echamos una siesta hasta las 4,30, hora en la que con mucha pereza cargamos otra vez con nuestras mochilas. Enseguida de comenzar a caminar notamos que el descanso nos ha venido de maravilla, así que enfilamos el sendero que nos llevará hasta el collado del Frade, al pie de los Moledizos donde esperamos encontrar agua para aprovisionarnos para nuestro vivac. En mi recuerdo del par de veces en que he estado por la zona, tengo bastante claro que cerca del collado existía una fuente o un manantial, y que en ella cogí agua, pero claro eso fue hace ya 3 o 4 años, y los sitios donde brota tan necesario liquido en los Picos, suelen variar con el tiempo y según como haya sido la primavera, así que vamos con un poco de incertidumbre. Si no es en este lugar, tendremos que descender al pilón que hay en la vega de Llos, pero sin agua no podremos subir a la Bermeja a vivaquear.
Pero en el tramo hasta llegar aquí, el sol cae sobre nosotros como una losa, el viento apenas corre y no nos proporciona el ansiado alivio, así que poco a poco se van evaporando las fuerzas que hemos recuperado en la comida.
José Antonio nos da ánimo diciéndonos:
-pero que somos, ¿hombres o gominolas?
-¡callado está dicho!
¡¡adelante!!
Y un poco antes de las 6, después de superar una pendiente canal, llegamos al collado del Frade, y nos damos de morros con un cartel que dice "Fuente del Frade", seguimos unos metros el marcado sendero que señala el cartel y nos encontramos con una coqueta fuente ¡con caño y todo! ¡bieeenn! ¡¡tenemos agua!! llenamos nuestras botellas y nuestros estómagos que parecen una esponja y no se acaban de saciar, y después de media hora de descanso iniciamos nuestra marcha, pero claro, hemos cargado dos litros más, osea dos kilitos más en la mochila, ¡¡y como se notan, Dios mio!!

superamos una cuesta herbosa y cogemos un sendero que se supone que nos llevará al inicio de la Travesona, esa larga pendiente que tenemos que atravesar en diagonal para llegar hasta el collado Verde, pero a los pocos metros me doy cuenta que nos hemos equivocado y que estamos por debajo del paso bueno, así que para atrás, y para arriba, ¡menos mal que el tramo ha sido pequeño!.Aquí ya en la entrada correcta vemos toda la travesía hasta el collado Verde
no corre ni una brisa de aire, el sol cae sobre nosotros inmisericorde, el sendero poco marcado y con muy mal suelo ¡esto es un infierno!
-pero José Antonio, ¿que somos?
-¡¡hombres o gominolas!!
la Travesona ya casi "atravesada" justo enfrente tenemos nuestro vivac de anoche y al fondo el Espigüete
¡¡madre mía lo que hemos andado hoy!!
al llegar al collado Verde alguien nos ha tendido esta alfombra
aunque solo podemos decir ¡estamos descojonaos!
pero aún nos quedan fuerzas para admirar la belleza del lugar
pero no ha lugar para el relajo, tenemos que continuar, unos metros de descenso y enfilamos la empinada pedrera que cubre toda la canal del Bufon ¡todo para arriba!
¡¡que somos José Antonio!!
aunque el sol ya no nos fustiga directamente, la temperatura es elevada y nos empapamos en sudor. En una de las muchas paradas fotografío el pueblo de Posada a vista de avión. La obra de la carretera entre este y Santa Marina a roto un poco la belleza del lugar
y pasados unos minutos de las 8 de la tarde, después de 12 horas efectivas de caminar
¡¡cumbre en Torre Bermeja!!
Jota dice: ¡es la primera vez que Berto consigue agotarme! pero la verdad es que estamos todos en las últimas, en nuestras caras y en nuestras voces se manifiesta claramente nuestro cansancio. El calor de la tarde nos ha vaciado las fuerzas. Pero hemos llegado arriba, y la cumbre nos obsequia con un impresionante mar de nubes, y unos metros por debajo de ella hemos descubierto una campa inmejorable para dormir, ¡así que ahora toca descansar, alimentarnos y disfrutar de una inmejorable puesta de sol!

los últimos pasos del dia

esto es lo que nos queda para mañana ¡pero esa es otra historia!
¡no nos sale ni la sonrisa para la foto!
el Cerredo a golpe de zoom
y collado Jermoso ¡que sensación, verle desde aquí! cuando lo normal es ver la puesta de sol desde allí
vajamos a coger las mochilas para instalarnos en nuestro vivac y al fondo vemos las cumbres de la integral de Fuentes Carrionas que recorrimos hace un año: Peña Prieta, Tres Provincias, Lomas, Cuartas, etc.
y mirad que suit teníamos reservada en este hotel
después de una suculenta y opípara cena mis compis se aprestan a meterse en el saco, pero yo me subo a un montículo próximo y me dispongo a contemplar este espectáculo

la niebla se escurre como el velo de una novia por las colinas que hemos recorrido esta tarde
y el espectáculo continua. Sobran las palabras
¡el que tenga hojos para ver.....que mire!




¡¡ha merecido la pena el esfuerzo!!
regreso donde mis compas y los fotografío ya metidos en los sacos y ¡poniéndose morados!
Josete ya está en los brazos de Morfeo
¿que me decís de las vista de la habitación?
enseguida el sueño se apodera de nosotros, aunque algunos al poco tiempo tenemos que abrir cremalleras por el calor de nuestros sacos.
Al amanecer sigue el mar de nubes
5,30, suena el despertador, desayuno rápido, pero hoy la gente ya comienza a romper "aguas" y el baño está al completo, total que hasta las 7 no nos ponemos en marcha. Al comenzar el descenso vemos que la zona de Cordiñanes y la canal de Asotin está tapada por la niebla, ¡malo!, la bajada hacia el pueblo no tiene un camino claro y con la niebla se nos puede complicar la cosa

nos vamos acercando a la niebla

el descanso nos ha aportado nuevas fuerzas y descendemos con rapidez.
Una vista atrás
y nos metemos en la niebla. El sendero está muy marcado y no tenemos problema, pero al descender por la canal de Pambuches después de haber perdido ya muchos metros, la niebla continua y no sé muy bien como afrontar el descenso hacia Cordiñanes, ya que el sendero que llevamos baja al pueblo de Soto de Valdeon, a donde no nos interesa para nada llegar. En una de las revueltas que da el sendero al lado de la canal vemos que a nuestra izquierda sale otro que en su comienzo tiene un jito muy bien "colocado" y como para descender a Cordiñanes deberíamos desviarnos hacia la izquierda, decidimos seguirle, con la incertidumbre de si nos bajará al pueblo o nos perderá por la inmensa ladera que tenemos a nuestra izquierda. Pero poco a poco el sendero nos va descendiendo y creemos que hemos acertado, en algunos tramos está poco marcado, pero se ve que hace poco le han limpiado de maleza y no nos cuesta mucho seguirle. Encontramos una fuente, y llenamos nuestras botellas que ya casi está vacías, descendemos un poco más por el sendero y de pronto tuerce hacia la derecha y en lugar de descender nos lleva en travesía hacia nuesrtra derecha y al cabo de unos minutos incluso comienza a ascender otra vez, y la niebla sigue sin dejarnos ver más que unos 50 mts. por delante de nosotros
¡maldita sea! ¡ya me parecia a mí que era todo muy bonito!.
Retrocedemos unos metros buscando algún sendero que siga descendiendo y que se nos haya escapado, pero no vemos ninguno, así que ¡todo para abajo! . Comenzamos a descender a derecho para abajo pero cada vez vemos más maleza. Comienzan las dudas y la desbandada, cada uno vamos a nuestro aire. Doy dos voces y digo que tenemos que reagruparnos, y cuando estamos en ello vemos que entre la niebla aparece a nuestra derecha un prado rodeado por una tapia ¡de haí tiene que salir algún camino! y efectivamente, encontramos un camino ancho y pensamos que ya no tendremos más problemas para llegar al dichoso pueblo, pero ¡si,si!.
Jota mira su GPS y dice que le indica que tenemos que coger un desvio a nuestra izquierda, Jose Antonio dice que ha visto un poco más arriba un sendero, se dan la buelta y les veo que se meten por la maleza hacia no se donde, dudo, y al final voy yo tambien, pero no veo ningún sendero, y sí, que nos estamos metiendo en un fregado y que estamos perdiendo un tiempo precioso. Me pongo serio y les digo que tenemos que volver al camino que llevábamos, que nos estamos enriscando. Y por fin volvemos todos sobre nuestros pasos al camino por el que bajabamos, y a los pocos metros, ya vemos que por debajo de la niebla aparece por fin, frente a nosostros el pueblo de Cordiñanes.
Pero son ya más de las 11, cuando se suponia que teniamos que haber llegado a las 10 como muy tarde. Nos paramos a descansar y a comer un rato, y reunión de gabinete de crisis.
Es muy tarde, estamos bastante cansados, tenemos niebla en casi toda la canal de Asotin y la subida desde la canal hasta el collado de la Chavida es un terreno muy caótico, no lo conozco y creo que no esté muy señalizado, asi que con niebla imposible meternos por haí. Rapidamente busco un alternativa
¿que os parece si subimos toda la canal hasta la vega de Liordes, bajamos por Pedabejo, y regresamos al puerto de Pandetrave por la pista?. Con la niebla para descender al coche de Jose podemos tener problemas como ya les tubimos hace unos años Elena, Pachi y yo cuando rescatamos a unos holandeses, por la pista sin embargo no tendriamos problemas. El recorrido es un poco más largo pero no tenemos que salvar tanto desnivel, además la subida al Friero nos llevaria bastante tiempo y por la tarde han pronosticado que el tiempo empeoraba y se nos podria complicar la cosa, y más con el cansancio y los mochilones que llevamos.
Están todos de acuerdo y a las 12 menos cuarto salimos de Cordiñanes para afrontar la rienda de Asotin que siempre impresiona por su espectacularidad. Con las prisas y los nervios no saqué ninguna foto en este espectacular tramo, la siguiente ya es en la majada de Asotin donde está el desvio al refugio de Jermoso por el Congosto
esta es la vega de Asotin
y hacia las 3 de la tarde llegamos a las inmediaciones de la vega de Liordes, donde la niebla comenzó a disiparse un poco. Nos paramos a comer y hacia las cuatro nos ponemos a caminar de nuevo, descendemos hasta el casetón de Liordes y afrontamos la subida hacia el alto de la canal, para a continuación comenzar el descenso por la canal de Pedabejo, metidos otra vez en la niebla
despues de lo cual, para rematar la faena ¡casi 5 Km. de pista hasta el coche de Jota!
totalmente envueltos por la niebla que a ratos suelta algunas gotas de lluvia, se nos hace interminable, llevo las plantas de los pies como si me clavasen alfileres. Hago un último esfuerzo, ya no puede quedar mucho, y ¡sí!, ¡al fin llegamos! pasadas las 7 de la terde entre la niebla aparece el asfalto de la carretera en el puerto de Pandetrave, se acabó lo que se daba.
Resumen de la aventura:
Viernes: 6 Km. recorridos y 800 mts. de desnivel superados
Sábado: 22 Km. recorridos, 1.600 mts. de ascenso y 1.200 de descenso
Domingo: 22 Km. recorridos, 1.200 mts. de ascenso y 2.000 de descenso
Total: 50 Km. recorridos, 3.600 mts. de ascenso y 3.200 de descenso
Muy dura ¡pero mereció la pena! sobre todo por el vivac en Torre Bermeja (y aunque suene a un poco machista) ¡que somos, hombres o gominolas? pues eso, ¡que no apta par gominolas!
Y bajo mi punto de vista, una actividad tan fuerte como esta no se puede realizar en estas fechas, pues son las de más calor del año, creo que lo ideal es, si las condiciones de nieve y tiempo lo permiten, durante el mes de Mayo, o primeros de Junio en que los dias ya son más largos pero el calor todabia no aprieta como en Agosto.
¡ESTA LA HICE, BUSCANDO LA BELLEZA, QUE ES LA ÚNICA PROTESTA QUE MERECE LA PENA EN ESTE ASQUEROSO MUNDO!
Espero que hayais disfrutado, tanto como yo he disfrutado recorriéndolo y relatándolo.